Una nueva campaña de servicio público está considerando las preocupaciones que tienen los padres y cuidadores respecto de hacer vacunar a sus hijos entre 5 y 11 años contra el COVID-19. “¡Choca los Cinco por la Salud!” fue lanzada por la Foundation for a Healthy Kentucky con el patrocinio de Anthem Blue Cross and Blue Shield Medicaid . Basada en lo expresado por los padres en un grupo de enfoque, la campaña ofrece respuestas a las preguntas frecuentes, y proporciona cinco pasos que pueden considerar cuando vacunen a sus hijos.

“¡Choca los Cinco por la Salud!” es un esfuerzo multifacético para educar e informar que incluye videos, gráficos para los medios sociales, mensajes puntuales y materiales para el uso en los centros de salud, organizaciones de jóvenes, y demás sitios. Se recomienda a los profesionales de salud, entidades comunitarias, y al público que descarguen las siguientes herramientas para mejorar el alcance, abordar conversaciones críticas, y equipar a los padres de familia con los hechos acerca de las vacunas para combatir el COVID-19.

Descargue el kit de herramientas aquí.

Descargar el cartel / folleto aqui.

Descargar las respuestas a las preguntas frecuentes.

El plan de acción de “Choca los Cinco por la Salud” es el siguiente:

1. Hable con su pediatra o médico de familia

Visite a su pediatra o médico de familia, comparta sus preocupaciones y saque la cita para que vacunen a su niño. Su médico le puede proveer una recomendación individualizada que responda a las necesidades de salud suya y de su familia.


2. Hable con su hijo

Hable con sus hijos sobre las vacunas, su importancia y lo que puede ocurrir después de vacunarse. Pueda que tengan dolor en el brazo, dolor de cabeza, pueden sentirse cansados o tener dolor muscular. Estas molestias no deben durar más de un día o dos. Ayúdenles a entender que recibir la vacuna les protege de enfermarse y protege a los demás, incluyendo un hermano/a menor o un abuelo/a. Otros beneficios incluyen el que puedan participar en programas después del colegio o en deportes, o no tener que guardar casa si están expuestos al virus. Hablar con ellos puede aliviar su ansiedad o temor acerca de recibir la inyección.


3. Saque una cita para vacunar a su hijo

Elija un sitio y una hora que sea conveniente para el horario de su hijo. No importa dónde reciba la vacuna – en el consultorio médico, el colegio, la iglesia, la farmacia, etc.- todos lo sitios que reportan al registro estatal de vacunas. Esto significa que, si no logra conseguirla en el consultorio médico, igualmente podrán acceder a la información del registro médico de su hijo. También tome en cuenta las actividades y deportes de su hijo y trate de encontrar un tiempo donde no hay muchas actividades en caso de que tenga alguno de los efectos secundarios menores. ¡La vacación escolar de invierno es una oportunidad perfecta!


4. Prepárese para la vacuna

Es importante mantener a su hijo hidratado. Los médicos recomiendan hidratar al niño antes y después de la vacuna. También tenga a mano un remedio para aliviar el dolor que no contenga aspirina, en caso de que su hijo tenga dolor en el sitio de la vacunación, tenga dolores musculares o dolor de cabeza.


5. Haga vacunar a su hijo

Cuando esté en el consultorio médico o en la clínica de inmunización, mantenga la calma. Recuerde que los niños perciben lo que los adultos que los acompañan están sintiendo. Considere darle un premio o una actividad especial por “ser valiente.”